Taking too long? Close loading screen.

Estrategias de optimización de reservas forrajeras

 

Un periodo seco histórico en el Chaco Central obliga al establecimiento de nuevas estrategias para un mejor aprovechamiento de los recursos forrajeros para superar el invierno que también se presentó bastante fuerte, con temperaturas muy bajas. A su vez, el costo alcista de los fardos presiona a los productores a buscar alternativas para mejorar la productividad de los fardos de heno para una optimización de este recurso. Es así que en la Estancia La Tranquera de Fremont S.A. se emplea una práctica que reduce las mermas y maximiza los resultados de los fardos.

El Dr. Blas Florentín, encargado de la parte ganadera de la empresa Fremont S.A., la cual dispone de dos establecimientos en esta zona, La Tranquera y Rancho 4, comentó que en la zona hubo algunas lluvias, pero, en general, la condición del Chaco es crítica.

Sin embargo, con las reservas forrajeras logradas en años anteriores, más la suplementación energética y proteica se sobrelleva la situación adversa. “Pero la condición actual no se presentó en estos meses, sino que nosotros venimos sufriendo desde finales de agosto, setiembre, octubre y tocamos piso en noviembre del año pasado. Afortunadamente, tuvimos lluvias en noviembre y nuevamente en febrero”, resaltó.

Una de las categorías que demanda más atención son las hembras preñadas que están distribuidas en potreros de 100 hectáreas donde se manejan solamente con pastura, pero una vez que requieran heno se les provee. Las que están a punto de parir son seleccionadas, se las lleva al corralón y ahí ya dependen netamente del suministro de heno.

Todas las que están en el corralón después del parto reciben heno en forma continua hasta su servicio y hasta que termine la sequía.

Indicó que uno de las prácticas más importantes se centra en el sistema de suministro de los fardos de heno. En ese sentido, Florentín expuso que siempre se ha tenido una discusión fuerte en este y en otros establecimientos sobre el nivel de pérdida del heno dentro del corralón, que sería entre 25 a 30 % por pisoteo o por otro motivo.

Explicó que han diseñado un sistema estilo canaleta mediante la carga de arena para compactar una pendiente importante donde se decanta el fardo de heno al costado del alambrado de los animales. “Mediante este esquema hemos aprovechado mucho mejor, ya que es la única fuente de alimento consumido en esta etapa y con esta escasez es un producto de lujo”, resaltó.

Admitió que si bien existen pérdidas, son mucho menores a lo que anteriormente se registraban, ya que de 30 % las redujeron en torno al 5 %. Precisó que el costo del heno es bastante elevado, por ende, al ser una herramienta que salva en estos periodos secos, debe ser administrado correctamente para optimizarlo de la mejor manera.

Suplementación

La empresa ganadera trabaja con las razas brahman y brangus. En el lote expuesto se observaron madres que están a punto de parir, mientras que todas las preñadas van a un corralón llamado paridera, en donde 15 días antes del parto son agrupadas. Al completarse una cierta cantidad se cierra el lote y en 45 días reciben un nuevo protocolo de inseminación.

Por otra parte, explicó que en la categoría de recría y a partir del destete, esas hembras, dependiendo si existe disponibilidad de pasto verde o potrero diferido específicamente para ellas, no les suministran heno, pero sí productos como la sal proteica.

En épocas de agua reciben una sal proteica que tiene un cierto nivel de proteína, pero a medida que empieza la sequía se les suministra heno y se les entrega un producto con mayor nivel proteico, con aproximadamente entre 28 a 30 %. Agregó que todos los productos utilizados hasta el momento son de un gramo por cada kilo de peso vivo.

En cambio, todos los terneros que nacen dependen netamente de la madre; por lo tanto, estas hembras son atendidas para que entreguen una excelente calidad de leche a sus terneros. “No usamos el sistema de creep feeding en las categorías generales, solamente en aquellos productos que son de transferencia de embriones y a los 90 días hacemos una selección otra vez de terneros, así los mejores son llevados a un sistema de creep feeding mediante un balanceado diario”, expresó.

Con las otras categorías el manejo es diferente: solamente con heno a potrero. Actualmente, los terneros son de servicio de cabecera, que generalmente son destetados a finales de enero o febrero y una vez que lleguen al peso deseado pasan a un periodo de pasto; por ende, estos terneros ya empiezan a competir con la madre por la pasturas; por lo tanto, llega el momento de destetarlos con 240 a 260 kg. “Posterior al destete, se busca que los terneros no sufran sobre la cabecera de hembras para poder servir en primavera de manera precoz”, añadió.

Estrategia

El Dr. Enrique Aguilera, asesor técnico comercial de Granusa, comentó que esta unidad de producción trabaja bastante en la parte reproductiva con buenos manejos de los rodeos de cría.

Indicó que inicialmente empezaron con el suministro de sal proteica en autoconsumo, ya que se venía de un invierno seco y lo único que disponían era silaje de sorgo; por lo tanto, se empezó con la entrega de 1 gramo de sal proteica y 3 gramos en las categorías un poco más rezagadas de manera a acortar la distancia que tenían por meses de parición, pero que se notaba en la condición de los animales. “La idea era adelantar lo más que se pueda y servir la mayor cantidad posible de animales de cabecera”, añadió.

Destacó que este año el manejo se ajustó y se introdujeron algunas técnicas reproductivas como IATF, resincronización, y se les fue acompañando a las categorías susceptibles en el sentido de que un buen manejo incide en un resultado superior y que un descuido podría causar efectos negativos secundarios.

“Los lotes de carimbo 9 en el 2019 estuvieron en una situación crítica también con un proteinado; ganaron un promedio entre 550 a 600 gramos, siguieron estructurando y hoy están servidas en su totalidad y ya ajustado el consumo del producto de 1 gramo; entonces, tuvimos un buen resultado”, resaltó.

Destacó que la misma situación se presenta con los machos. “Este sistema es muy importante porque se adelanta un ciclo de aproximadamente seis a siete meses. Eso también hace que seamos más eficientes en el manejo de la hacienda de cría, por la agrupación de partos, fecha estimada de parición y todo manejo nos ayuda para poder determinar las diferentes camadas de terneros que están naciendo y sobre ellos trabajar”, indicó.

Explicó que las vacas recibieron el año pasado una sal mineral, principalmente, porque había un pequeño desbalance en la parte de minerales y con un consumo de entre 40 y 50 gramos se logró corregir. Otro factor positivo fue que los terneros comenzaron a lamer el producto, con lo cual se fue generando el acostumbramiento.

“Había terneros de 15 a 20 días que ya estaban con el hábito de ingerir el fardo. Sabemos que el desarrollo digestivo de ese animal es nulo porque depende casi únicamente de la leche de la madre, pero ya tiene ese hábito y es una cuestión de costumbre. Esa madre debe estar bien preparada para preñarse y luego contribuir con el desarrollo de su cría”, acotó.

Finalmente, expresó que existen herramientas e informaciones disponibles para emplear la mejor estrategia, dependiendo de las condiciones de los lotes y la disponibilidad de la oferta forrajera.

Acompañamiento

Luego, el Dr. Samuel Chávez, técnico comercial de la empresa Granusa en el Chaco, manifestó que la empresa viene realizando asistencia técnica a los productores, y para ello se aboca a la recolección de datos, muestras e insumos, de modo a preparar la estrategia más viable para ayudarles a cumplir sus objetivos en sus respectivas unidades de producción.

Mencionó que una de las ventajas que ofrece el servicio técnico de Granusa es que les ayuda a los productores a tomar la decisión más acertada, en el sentido de que se seleccionan los nutrientes que están necesitando para cumplir sus metas y no tener un suministro extra o un déficit de nutrientes, lo cual contribuye a un costo mayor.

“En una situación crítica en la que la materia prima y varios insumos están muy sobrevalorados, se deben seleccionar las estrategias adecuadas con base en la recolección de datos”, precisó.

Explicó que Granusa posee un laboratorio propio que está calibrado y certificado. A la par, cuenta con el laboratorio de Cargill para la realización de muestras en simultáneo.

La toma de muestras de los insumos proveídos a los animales de los clientes es un servicio muy útil en esta época de sequía, en especial para el área de voluminosos que está con un precio muy elevado en el mercado. “Nosotros acompañamos al productor y miramos cómo está el volumen de materia seca y cómo podría variar ese stock de acuerdo con el consumo de los animales. Vamos previendo situaciones inesperadas, manejando los valores y nutrientes de los insumos que ahora se están utilizando”, añadió.

Reproducción

Posteriormente, Florentín explicó que el 70 % de los vientres se insemina netamente a través de la IATF. Las vaquillas, dependiendo de la disponibilidad de toros, pasan por la IATF y a los 30 días se les practica una ecografía. Luego, se les aparta a las preñadas, mientras que las vacías reciben otra vez una IATF. “De ahí en adelante es a través de la monta natural. Las hembras están seleccionadas por tipo, ya sea brangus o brahman”, acotó.

En cuanto a la línea de cruzamiento, todas las hembras brangus reciben una inseminación con toros brangus seleccionados, cuidando la Diferencia Esperada de Progenie (DEP) de los reproductores. Las hembras son inseminadas con angus rojo o negro y en algunas ocasiones se utiliza hereford; el repaso que reciben es netamente de toros brahman. “Es una zona muy cálida, entonces ciertas razas no se adaptan tanto a estos tipos de campo porque sufren mucho el calor”, explicó.

Florentín dijo que debido al crecimiento importante de vientres, la IATF es una herramienta fundamental para ir mejorando a nivel reproductivo porque es un trabajo más fácil y rápido. Aparte de eso, la concentración del agrupamiento que se genera en el nacimiento es mucho mejor. “La preñez es mejor y hacemos un seguimiento desde antes del servicio a través de un régimen preservicio y de acuerdo con eso llegamos a preñar con buenos resultados en la IATF, lo que nos convence mucho y la hacienda es más pareja”, expresó.

Desarrollo

Por su parte, Harry Duerksen, administrador de la Estancia La Tranquera, resaltó en el 2009 fueron cultivadas pasturas gatton panic, en su mayoría, y los potreros están distribuidos en 90 a 100 hectáreas; cada uno tiene bebedero alimentado con agua subterránea y en parte mezclada con agua del tajamar.

La pastura es para el pastoreo natural, pero 400 hectáreas están preparadas para hacer la suplementación de heno en tiempo de escasez.

“En época de sequía la producción de heno era menor que en años pasados y en el 2019 ya se usaron muchos fardos por el encierro de animales y este año vamos a usar otra vez la mayoría de los fardos. Nosotros tenemos fardos elaborados hace tres años, porque siempre estamos previendo cualquier escenario”, expresó.

Harry comentó que en una zona del campo el agua subterránea no es aceptable para el consumo animal. En la mitad de la estancia se mezcla el agua subterránea con aguas de tajamar, mientras que en la otra parte el agua subterránea es apta para el consumo animal y se trae desde grandes distancias para abastecer a más de la mitad de la estancia, pero en la zona de la estancia que depende del tajamar que se usa para la mezcla ahora se están terminando algunos trabajos para ampliar el bombeo, con el fin de suministrar a la hacienda.

Finalmente, comentó que como empresa vienen buscando incorporar a la agricultura primeramente para limpieza de campos, con el fin de elevar la productividad de la pastura, además de analizar ciertos cultivos para potenciar la suplementación animal. Agregó que en los próximos tres a cinco años esperan un crecimiento intensivo en esta línea de trabajo.

Pilares

Por su parte, Helmut Klassen, director de Fremont S.A., comentó que la empresa familiar está activa hace 31 años en el rubro. “Yo nací en una cuna de productores chaqueños y con el afán de crecer en una empresa de los campos”, expresó.

Los primeros proyectos fueron desarrollados hace 30 años en la zona del Chaco central, cerca de las ciudades de Filadelfia y Loma Plata.

“Entonces, un día en busca de crecer estuvimos averiguando varias zonas hacia Carmelo Peralta, hacia La Patria y también hacia Teniente Pico y por algunos factores en aquel momento, como la accesibilidad, los precios y la disponibilidad de agua, nos decidimos por esta zona”, recordó.

Expresó que para una producción eficiente el primer punto importante a considerar es la disponibilidad de tierra y agua. Otro factor es la temperatura, ya que, en general, no se dan heladas en esta zona.

Agregó que otro punto importante es la genética que fue desarrollando. Actualmente, se dispone de ganado comercial, tipo híbrido, con un animal adaptado, precoz y bien productivo, con calidad de carcasa, principalmente, considerando el cruce entre el brahman con el brangus o braford.

En la parte de sanidad y nutrición, siempre se está buscando tecnología de punta con la empresa Granusa, que provee los minerales para el equilibrio y los buenos resultados para apuntar al servicio de las hembras a los 17 meses y la terminación del novillo más precoz, con lo que se obtiene un peso mayor a los 24 a 26 meses de los animales por encima de 500 kg con una terminación de carcasa óptima para la exportación a la comunidad europea.

En materia de proyectos, dijo que el crecimiento estructural del campo se dará entre este año y el próximo, con la habilitación de las pasturas según la licencia ambiental. El objetivo será ajustar la carga animal, con lo que se debe aumentar la cría y el stock.

“Estamos buscando las compras de desmamantes, ya que en la zona tuvimos lluvias y tenemos disponibilidad de pasto, reserva de fardos y silaje. Nos basamos en asegurar un régimen alimenticio para mantener el stock planificado”, resaltó.

En cuanto a la pandemia y a la coyuntura de los precios internacionales que han caído, la empresa decidió no vender los animales, considerando que disponían de reservas forrajeras para retenerlos. Al registrar cierto repunte en junio se entregaron algunos lotes con resultados relativamente satisfactorios.

“Los precios pagados casi llenaron nuestras expectativas y bueno, para la exportación estamos aguardando mejores precios, que ya está subiendo lentamente y pensamos que llegaríamos a fin de año otra vez a nuestros precios históricos cercano a los USD 2,95 kilo/gancho”, acotó.

[Material publicado en la sección Nota de Tapa (página 22, 23 y 24) de la edición Nº 70 de Revista Productiva – Agosto]

Leave A Comment

Abrir chat
1
Granusa
Hola 👋
Por favor no dude en escribirnos 😉